El menú del día en Ávila siempre es variado, delicioso y está cocinado con amor. Por ello, la oferta de especialidades de la comida española es una opción adecuada en todo momento.

Entre los platos emblemáticos de la cocina española está el chuletón, que se incluye en el menú del día en Ávila y que puedes encontrar en varios lugares del país. Pero ¿sabes cuáles son los secretos de esta preparación? Lo primero es el tipo de carne de res, que según cuentan los expertos debe tener una grasa de color ámbar o dorado y una maduración de algunas semanas.

Otro aspecto importante es la parrilla. Las ideales son las que presentan una ligera inclinación, que permite que la grasa drene a un lado y no caiga en las brasas, generando una llama que no favorece el asado. Debe también ser de acero inoxidable, que no transfiere sabor metálico. Para asar la carne deben utilizarse altas temperaturas y las brasas deben ser de madera de quebrancho o encina, que brindan sus aromas al chuletón.

La carne debe estar fuera del frigorífico durante dos horas antes de cocinarla. Para sellar el chuletón y permitir que se confiten las grasas, se debe asar a muy alta temperatura primero por un lado y luego por el otro, añadiendo sal marina gruesa a cada lado cuando está dorado. Con esto se logran los tres colores que indican un chuletón perfecto: el rojo intenso del interior, una capa de carne bien cocida gris y el dorado tostado exterior.

Para emplatar y facilitar el comerla, se separa el hueso y la capa de grasa, se corta la carne el tajadas y se reconstruye la pieza con los tres elementos en el plato.

En La Manduca de Ávila nos esmeramos en preparar la mejor comida española y te la llevamos a domicilio también para que la disfrutes con los tuyos.